Presentación.                

  El Marabino. (A. Lauro) (Interprete Rene Mora)

 

El Sistema Menduiña, es el trabajo con una base tecnológica actual, que da respuesta a una demanda de los guitarristas, abriendo un nuevo horizonte sonoro para la guitarra.

 

Tras años de investigación, se patenta en 2004 el SISTEMA MENDUIÑA, que permite  a los fabricantes de guitarras y guitarristas obtener un sonido con su propia personalidad.

 

  Las investigaciones del SISTEMA MENDUIÑA se inician a finales del 2001, los fundamentos teóricos se desarrollaron hasta el 20 de abril del 2004, momento en el que se presenta el registro de la patente.

 

  Desde esa fecha se construyen una serie de prototipos que fueron probados por los más variados guitarristas.

 

A principio del 2005, se construyen los primeros prototipos en fábrica con diferentes tiros y  tipos de varetajes y a finales de ese mismo año y principios del 2006 ya se construyen el suficiente número de instrumentos, como  para hacer un estudio de aceptación de mercado.

Durante todos estos años, definir y concretar la estética media del sonido que buscaba el músico fue la meta más importante que nos propusimos y en especial buscar la belleza y claridad del sonido.

 

El resultado es una guitarra con unos recursos musicales que se recogen  en  Opiniones.

 

Conscientes del numero de variables que pueden afectar al timbre y sonoridad de la guitarra, se realiza  un diseño como un sistema conceptual. Es decir, no se patentan grosores, ni posiciones o situaciones concretas de las varetas en la tapa, etc., sino, muy por el contrario, se favorece que cada músico y constructor de guitarras las realice de acuerdo con sus preferencias acústicas y musicales, el SISTEMA se diseña para que puedan variarse las posiciones de las varetas hasta ajustarlas a las preferencias de gusto en el timbre y sonoridad del constructor o del músico.

 

 La patente que ampara este sistema revindica la utilización del varetaje curvo pegado en la tapa y perpendicular a la veta de la madera, de tal forma que definan Usos armónicos de frecuencias. Estos pueden ser cóncavos, convexos, plano-cóncavos, plano-convexos, abiertos o cerrados por los extremos, completos o incompletos, etc.

 

 Además, revindica la utilización de un varetaje flotante: listones pegados encima de las varetas que van pegadas a la tapa, cualquiera sea su numero, posición, grosor o espesor y que tienen una triple misión: conferir resistencia mecánica a la tapa, constituir un elemento vibrante más y moderar las frecuencias graves y/o agudas.

 

 En resumen, la utilización de esta patente abre un campo de posibilidades enorme a los constructores, ya que se les ofrece la posibilidad de personalizar el timbre y la riqueza de armónicos, con independencia del incremento de sonoridad que se produce.

 

 

          Febrero 2008